viernes, 1 de enero de 2010

La forma



Oh adorador del infinito sin forma
No rechaces la forma, lo que vive en la forma es Él.
Cada finito es esa profunda Infinitud
Envolviendo su alma velada, de deleite puro.

La forma en su corazón recóndito de silencio
Esconde la significación de Su misterio,
La forma es la casa-maravilla de la eternidad,
La caverna del Eremita inmortal.

Hay una belleza en las profundidades de Dios,
Hay un milagro del Maravilloso
Que crea el universo para su morada.
El Uno, en Su gloria innumerable,
Proyectándose en forma y en color como una rosa,
Obliga a los grandes pétalos-del-mundo a abrirse.


Sri Aurobindo.