domingo, 17 de abril de 2011



'Esta gruta había sido abierta en la montaña salvaje en la era pagana [...] cuando aun imperaban allí los gigantes.
Ése era un refugio para cuando deseaban retirarse y entregarse al amor. Dondequiera que encontraban una gruta así, la cerraban con puertas de bronce y la consagraban al amor: la fossiure a la gent amant, esto es, la gruta de los enamorados.
El nombre encajaba bien con su verdadera naturaleza. También nos cuenta la historia que la gruta era redonda, amplia, de paredes altas y verticales, blanca como la nieve, uniforme y lisa por todas partes. La bóveda cerraba a la perfección en lo alto. La clave de bóveda tenía forma de corona y estaba primorosamente ornada con un trabajo de orfebrería y salpicada de piedras preciosas. Y abajo, el suelo era liso, limpio y valioso, labrado en mármol verde, que daba la impresión de ser hierba. En el centro había situada una cama, tallada en cristal con gran esplendor y pureza, que era alta y ancha, bellamente levantada y con letras grabadas a su alrededor, de las cuales se desprendía que estaba consagrada a la diosa del amor [...]
La gruta del amor representa un círculo mágico dentro del cual los amantes se reúnen y se alimentan, el uno al otro, de amor y deseo.'


Tristán, de Gottfried von Strassburg ( principios del s. XIII )
Fragmento del libro "Diosas, la canción de Eva", de Manuela Dunn Mascetti

2 comentarios:

Valaf dijo...

Teeeela, però tela, tela...
El fragment aquest...és que puc imaginar l'indret, jejeje. Entro i allí està, com una deessa, vestida de blau cel i amb els cabells negres caient-li dolçament per l'esquena. És a dir, que més teeeela, jajaja

Muak !!!

Mari dijo...

Oh, gracias, cielo.
Sobre el video, bueno, bueno, una escena muy romántica, qué duda cabe, y con una música preciosa. Tal y como has dicho..."teeela"...jaja
Sobre el texto añadir una cosa: se trata de un fragmento del "Tristán" de Gottfried von Strassburg, basado en "Tristán e Isolda". Para no ocupar demasiado espacio he suprimido una parte que explica el significado alegórico de la forma que tiene la cueva y, ahora que lo releo, quizá he hecho mal ya que es, sencillamente, precioso.
Un petonet, cariño.