lunes, 11 de abril de 2011



Entre flores perfumadas
juegan mis sentidos,
respiro el alba, el día, la noche
porque brilla el zafiro en mi pecho
mi candil en tu frente
y sabed
que mintieron quienes dieron patria a la poesía
patria triste y desolada,
mintieron gravemente
porque su patria también es vida
y el amor, sí, el amor.

Mi candil brilla en tu frente
tu zafiro quema en la mía
y escribo al amor, sobre la hiedra
feliz, inmensamente feliz.

4 comentarios:

Valaf dijo...

"...y sabed
que mintieron quienes dieron patria a la poesía
patria triste y desolada,
mintieron gravemente
porque su patria también es vida
y el amor, sí, el amor"

És realment brillant, nena. Sembla ser que els poetes beuen millor si les aigues són fosques i veuen amb més claredat quan la boira és espesa. Bé, recordo quan em vas explicar, fa temps, allò del romanticisme nascut al bell mig d'Europa i el per què del seu estil i només puc dir-te que la font d'on mana la llum del poeta pot ser clara i diàfana, alegre i sublim...i el amor, noieta, quina font més cristal.lina? quina més dolça? I tu ho demostres amb aquest poema, videta.

Muak !!!!

Mar dijo...

"y sabed
que mintieron quienes dieron patria a la poesía"

Ciertamente la poesía no tiene (o no debe tener) patria.

Bonito canto al amor el tuyo.

Bss.

don vito andolina dijo...

Hola. íntimo blog, profundas entradas,si te gusta la palabra infinita, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen martes, besos múltiples...

MySelf dijo...

Mari, me gusta este poema que has escrito. A parte de estar bien escrito, me llega la expresión del sentimiento y su profundidad. La patria de la poesía es la vida y el amor en todas sus vertientes. Aunque muchas veces encuentro a faltar en algunas de las poesías que suelo leer en los blogs, esa fuente cristalina que le canta a la belleza del Amor. Muchos son poemas de desamor autocomplaciente, una manera de curarse, pero no de cantar.

Un besito