martes, 5 de julio de 2011

Un paseo...P

 Collin Bogle


'Hay aquí bosques verdes cual ninguno,
y la brisa es tan dulce y fresca
como cuando el suave Céfiro mece la flota
frente a la curva corriente, con tantas flores
como de la juvenil primavera;
he aquí todos los deleites, frescos arroyos y pozos,
emparrados, bosquecillos, cueva y valles;
escoge lo que gustes, mientras me siento a cantar,
o recojo juncos y te hago un anillo; o te narro historias de amor,
de cómo la pálida Diana cazando en una arboleda
vio al pastor Endimión, de cuyos ojos
tomó el fuego eterno que es inmortal;
de cómo lo elevó suavemente en un sueño,
coronadas sus sienes de amapola, a la cumbre escarpada
del antiguo Latmos, donde ella baja cada noche
dorando la montaña con la luz de su amado,
para besarlo con toda dulzura'


William Hazlitt

11 comentarios:

Antony Sampayo dijo...

Sencillamente hermoso, Mary.
Besos.

Valaf dijo...

Quan vaig llegir el fragment aquest em va semblar d'una gran bellesa. I la pintura, jejejeje...queeee maca!!

Un petonet,
carinyet

Mari dijo...

Oh, gracias A. Sampayo. Eres muy amable. Para ser honesta, tengo que decir que Valaf, mi marido, me ha ayudado un poquito en este post...;)
B7s

MySelf dijo...

No conocía el autor ni el poema, y me parece realmente bello.

Un petonet

Mari dijo...

Jaja...eres un auténtico cielo, Jordi...¡gracias!
Besito, nene

Mari dijo...

Hola, Myself. El poema pertenece a un librito que ando leyendo estos días: "El arte de caminar", de William Hazlitt y Robert Louis Stevenson.
La pintura es bellísima y la escogió Jordi. Me había fijado en otra pero esta es mucho más bonita.
B7s

lali dijo...

Bello poema...desprende frescura primaveral...al lado del arroyo....que con estos calores siempre sienta bien ....

bello de verdad

mil besos

Antony Sampayo dijo...

Ahhhhh, no se vale porque Valaf es un poeta.

Besos.

Mari dijo...

Lo sé, lo sé...jaja
B7s

Monsieur de Sans-Foy dijo...

Éste tampoco es malo... y tiene unos pocos añitos más:

¡Oh, fuente de Bandusia,
más clara que el cristal,
digna del dulce vino puro!
Mañana, y no sin flores,
te inmolaré un cabrito, cuya frente,
henchida ya por los primeros cuernos,
busca amor y pelea.
En vano, pues tus frescas aguas
teñirá con su sangre roja este retoño
de la alegre cabra.
No es capaz de alcanzarte
la hora implacable de la ardiente Canícula;
tú ofreces un frescor amable
a los bueyes cansados ya de arar
y a la manada errática.
Te contarás entre las fuentes célebres,
pues he cantado al roble que se yergue
sobre tus peñas huecas,
de donde brotan tus linfas parlanchinas.


Horacio (Odas, 3. 13)

Saludos cordiales.

Mari dijo...

Le saludo, Monsieur.
Permita que salude su comentario con otra perla de nuestro admirado Horacio:

"Es propio de los tracios pelear arrojándose las copas, nacidas para infundir alegría. Rechazad tan bárbara costumbre, y no tenga Baco que avergonzarse de provocar riñas sangrientas.
¡Cuánto desdice el cruel alfanje persa entre el vino y las antorchas! Compañeros, apaciguad los clamores del combate y permaneced apoyados sobre el codo en el lecho del festín".

Horacio -Odas, libro I, XXVII, A sus comensales.
Saludos y encantada.