lunes, 29 de agosto de 2011

El milagro de la maternidad.

Interpretación libre al óleo de “Madre e hijo” de Gustav Klimt

'El arquetipo de la madre es tal vez uno de los conceptos mitológicos y psicológicos más complejos. En el se cristalizan ideas como la vida intrauterina, la existencia en la oscuridad fuera del tiempo, el trauma del nacimiento, la unidad de la madre y el hijo, el anhelo por regresar a la amparada existencia del vientre y el conocimiento instintivo del origen de la humanidad.
La concepción, el embarazo y el parto representan un umbral importante en la historia arquetípica de la mujer. El fenómeno físico del embarazo es casi milagroso en su esencia, pues la mujer se multiplica en otro ser y se convierte en el canal para dar vida a una nueva alma. En nueve meses crea la materia, configura un cuerpo y genera sustancia en su interior, de la misma forma que un alquimista transforma la esencia en materia viva. Siendo madre, dando vida a través de su cuerpo, la mujer adquiere un rol sagrado íntimamente relacionado con la creación.
A través de los ojos y los sentidos de ella, el niño aprenderá a comportarse y a confiar en sus intuiciones. Tanto los hombres como las mujeres adultos conservan diversos hábitos que sus madres les enseñaron, sobre todo en la esfera íntima del hogar y la familia.
La experiencia humana del nacimiento y la maternidad es, de este modo, catapultada al macrocosmos del mito e impelida hacia la ley de todas las cosas; la tierra deviene La Madre Tierra, el agua deviene el vientre donde se originó el Cosmos. Cada partícula de la existencia está sujeta al mito del eterno retorno representado por el arquetipo de la madre: concepción, nacimiento, vida, muerte y renacimiento'

Diosas, la canción de Eva, de Manuela Dunn Mascetti


Añado, mención explícita al Padre...;P
Madre y Padre, crisol de amor y simiente de vida...;)))

10 comentarios:

elena dijo...

Bellísimo el texto que compartes, Mari, y la imagen de la cabecera tiene un encanto muy original.

Yo suelo decir, medio en broma, que no tengo ni idea de qué es o para qué sirve un bazo... y he fabricado dos que, encima, funcionan a la perfección.

Besitos.

Valaf dijo...

Bellíssim.
La maternitat és quelcom sagrat i misteriós. Sou deesses i porteu vida, tal i com diu el text que has penjat.
No hi ha secret més gran que aquell que encarneu, amor meu.

Muak!!!!!

Antony Sampayo dijo...

Lo más bello de la creación, la maternidad.
Precioso texto que nos compartes, Mary.

Besos.

Mari dijo...

Oh, gracias Elena, eres muy amable.
Entiendo que la maternidad es uno de los dones más grandes que se le hace a la mujer.
Ya te digo, Elena...corren tiempos difíciles para sostener ciertas cosas sin miedo a que te llamen cualquier disparate. Encuentro en la maternidad y en el lazo que surge entre madre e hijo un regalo al que ninguna mujer, sin problemas especiales, debiera renunciar.
La pintura, me da que de las más bonitas que encontré sin caer en cosas demasiado barrocas.
Es mi opinión.
B7s

Mari dijo...

Deja que te conteste con tranquilidad, cariño...jaja. Sólo espera un momentito "papá"...;))

Mari dijo...

Lo más bello, lo más sagrado, lo más grande...porque el amor se hace carne, A. Sampayo.
B7s

BESANA.(Isabel/María) dijo...

Hola, hermosas palabras ilustran este comentario.

Un saludo.
Isabel

Mar dijo...

Comparto con los comentarios anteriores: lindo texto nos dejas.

Creo que para entender en esencia el alcance de tus palabras es necesario ser madre. Dicho sea de paso, ser MADRE es la experiencia más maravillosa que toda mujer tiene o tendŕa a lo largo de su vida.

Bss.

Mari dijo...

Ese es el mensaje de este pequeño texto, Mar. La experiencia de la maternidad es una de las experiencias a la que ninguna mujer debiera renunciar. Si a veces leemos o escuchamos algo sobre la magia, me da que esta magia que se da en nuestras entrañas las supera a todas.

Incluso en aquellas mujeres que no pueden concebir, si pueden adoptar un niño pequeño y darles todo su amor, educarlos como futuros hombres o mujeres...incluso de esa manera no debieran renunciar a la maternidad. Me da que muchísimas frustraciones y problemas no resueltos en la mujer adulta tienen ahí su origen, aunque sea sólo mi modesta opinión.
B7s

Mar dijo...

Claro que se sienten frustadas, pues realizarse como madre tambien es uno de los objetivos o metas que una mujer a lo largo de su vida debe realizar. Y si no puede conseguirlo por mil motivos, pues es lógico se sientan desdichadas.

En fin, la adopción puede ser una solución como apuntas.

Bss.