sábado, 29 de octubre de 2011

'All Hallows Eve'



Se acerca Halloween y no estaría de más alguna cosita, a modo de apunte, sobre la fecha.

Bueno, bueno, para ello nos tenemos que remontar a las tradiciones del pueblo Celta, hace más de 2000 años.
Estamos en la noche del 31 de Octubre al 1 de Noviembre, Año Nuevo Celta; noche de Samhain -del gaélico, 'fin del verano'-, cuando los espíritus regresan a la tierra con el fin de poseer a los vivos. En esa noche, con el objeto de conjurar el miedo, los moradores de aquellas tierras apagaban las luces, y a pesar del frío, no encendían fuego alguno, esperando que la muerte pasara de largo y no llamara a sus puertas.

Con la irrupción de los romanos en parte de las Islas Británicas, llegó el momento de la asimilación de parte de las celebraciones celtas, incorporando en su calendario su particular festejo del fin de año. Con el andar de los siglos y ya en el siglo VII d.C, el papa Bonifacio IV incorporó la antigua tradición celta, que ya figuraba en el calendario romano, al conjunto de las celebraciones cristianas con el nombre de la víspera del Día de Todos los Santos, en un intento de darle un marco sagrado a esta arraigada tradición pagana.

Sin embargo, la celebración de 'All Hallows Eve' -su nombre original- aún no había dejado de transformarse. Hacia el año 1845 Irlanda experimentó su peor crisis económica y social, en lo que se llamaría más tarde 'la Gran Hambruna Irlandesa'. Millones de irlandeses emigraron a otros países en busca de trabajo, siendo los recientes Estados Unidos de América el principal destino de los exiliados. Los irlandeses llevaron sus tradiciones, y así fue como 'All Hallows Eve' se convirtió en Halloween.

Como paradoja, mencionar la vuelta de esa tradición, netamente celta, a tierras europeas, eso sí, convenientemente pertrechada de todo el fardo comercial con el que fue cargando su espalda en su largo periplo histórico.


Fuente: National Geographic. 

miércoles, 19 de octubre de 2011

Otoño encantado.



Desnuda y adherida a tu desnudez.
Mis pechos como hielos recién cortados,
en el agua plana de tu pecho.
Mis hombros abiertos bajo tus hombros,
y tú, flotante en mi desnudez.
Alzaré los brazos y sostendré tu aire,
podrás desceñir mi sueño
porque el cielo descansará en mi frente.
Afluentes de tus ríos serán mis ríos,
navegaremos juntos, tú serás mi vela
y yo te llevaré por mares escondidos.
¡Qué suprema efusión de geografías!
Tus manos sobre mis manos.
Mis manos sobre tus manos.
Tus ojos, aves de mi árbol,
en la hierba de mis cabellos.
Mis labios, pincel de tu piel
 rozando tu pecho.


Sobre un poema de Carmen Conde.


sábado, 15 de octubre de 2011

Swing Time...;P



Swing Time, película estadounidense dirigida por George Stevens y protagonizada por Fred Astaire y Ginger Rogers.
Se estrenó en 1936 y constituye uno de los ejemplos más notables del gran musical americano de los treinta y todo a ritmo de swing. Toda una delicia para los amantes del género y una obra maestra de la historia del cine.

jueves, 6 de octubre de 2011

Jordi...;P


¡¡Felicidades, cariño!!...;P
(Guapooooo...jaja...;P ;P ;P)