sábado, 26 de noviembre de 2011

Manantial



Como suave galerna
se mueve el amor entre nosotros.
Hiedra enraizada en nuestros cuerpos,
como el agua fresca y clara
que mana de nuestras almas.

Brota el céfiro en tu boca,
labios maestros en el arte de amar,
expertos alpinistas de mis cumbres,
intrépidos viajeros de mis llanos,
hábiles hechiceros 
de mis fuegos más secretos.

Bajo tu cuerpo, sobre tu cuerpo
 tu cálido oleaje besa mi playa,
cálida espuma de mar
tibia y desatada tormenta.

Playa serena.

 

10 comentarios:

María dijo...

Mari, me ha encantado esta playa serena, playa cálida y suave---

Manantial que fluye húmedo bajo tu cuerpo acariciando la playa de tu piel.

Un besazo.

Valaf dijo...

RE
Déu !!!

Teeeeela marinera, jejejeje...

Un petonet?, nooooo, 10.000...Guapa!!!!

laindefensiónaprendida dijo...

Precioso poema. Ilusión, amor, vida, estrellas.
Gracias, nos recuerda algo olvidado.

Mari dijo...

Oh, qué amable María...¡Gracias!
B7s


Jaja...¡Guapo!
Incontables besitos, cariño...))


Vaya, Laindefensión...Gracias, deseo que lo que me cuentas del "olvido" sea tan sólo una figura retórica, de verdad.
B7s...;)

Beatriz Salas dijo...

UUUffffffffffff, placer de los placeres! Tremenda.
Un abrazo sereno tras el arrebato.

Antony Sampayo dijo...

Hermoso, Mary, manantial de vida.

Besos.

Mar dijo...

Mari: me quito el sombrero. Me has sorprendido gratamente con esta entrada magistral. No solo compones buenos haikus, no; hay para más.

Felicidades por tan hermoso poema :)

Bss.

Mari dijo...

Jaja...¡Muchas gracias, Beatriz!
B7s


Oh, gracias, Sr. Sampayo.
B7s


Haciendo mis pinitos, Mar...¡Muchas gracias!...;)
B7s

Towanda dijo...

Así, todo funcionará a la perfección. ¡Tú sí que vales, Mari!.
Un besazo.

Mari dijo...

Jaja...¡Towanda!, me da que podría decirte lo mismo.
B7s