domingo, 5 de febrero de 2012

Libros de amor




En la ardentía del placer me has desnudado, toda: 
tu pecho fuerte, fuerte y suave como el alabastro,
tus brazos imprevistos, tus manos lujuriosas,
el misterioso embrujo de tu cuerpo...

El placer ha sentido todo, bajo sus manos,
bajo tus labios, bajo tus fantasías, entre
 
la locura sin nombre de todos los ardores
un fuego de colores en un fuego de fiebres.

Mi amor, 
todavía me arreglo las faldas y me guardo los pechos,
media vida con tus labios sobre mi;
media vida amándote
amándonos
media vida dando gracias a Dios...
con un aire dulce y adolescente.


Sobre el poema de Juan Ramón Jiménez, "En la ardentía del placer me has desnudado"
Libros de amor


10 comentarios:

merce dijo...

Probablemente así lo habría escrito Juan Ramón, de haber nacido mujer.

Qué maravilla, Mari.

María dijo...

Bufffff qué calorrrrrrrrrr nadie diría que aquí es invierno jajajaa.

Tus versos son la ternura, delicadeza, belleza del amor, de la sensualidad, me han encantado, Mari.

Un besazo.

Valaf dijo...

T'estimo, nena...

Mar dijo...

Espectacular la imagen, Mari, de verdad. No creo que ninguna otra pueda acompañar mejor al poema que nos traes de J. R. Jiménez, que cualquiera diría, leyendo el poema que el autor es un hombre. Delicioso.

Bss.

Mari dijo...

Merce, me da que esta vez se me fue la mano con los retoques...;)
B7s


Jaja...¡Muchas gracias, María!
B7s


Y yo a ti, cariño...;))


Oh, gracias, Mar. No obstante, te sugiero que leas el original, así verás que no es exactamente el mismo poema...;)
B7s

Towanda dijo...

No se te ha ido la mano con nada, Mari.
Te ha quedado precioso.
Un beso.

Antony Sampayo dijo...

Buenas letras, amor y pasión, una combinación excelente.

Besos.

Mari dijo...

Oh, gracias, Towanda...;)
B7s


Combinación necesaria, Sr. Sampayo. Ambas cosas van juntas.
B7s

laindefensiónaprendida dijo...

Creo que Juan Ramón Jimenez, a pesar de haberse casado, era homosexual, por lo que desconozco si el poema (a pesar de los pechos y las faldas) iba dirigido a él o a ella.
Bueno, en tu caso sí lo sé. Y me alegra de corazón saberte en una situación tan privilegiada. Seguimos creyendo en el amor.

Un beso

Mari dijo...

Bueno, bueno...Casandra, me da que he retocado el poema hasta hacerlo irreconocible.
Si lees el original observarás que Juan Ramón escribía a una mujer...;)
Estar enamorada es un privilegio, privilegio que también tienes -a juzgar por tu opinión-. ¡Estamos vivas!...;)
B7s