domingo, 9 de diciembre de 2012

El mar


Imagen de autor desconocido.
¡ Y "cedida" por Jordi ... ;P !



¿Quién dijo acaso que la mar suspira,
labio de amor hacia las playas, triste?
Dejad que envuelta por la luz campee.
¡Gloria, gloria en la altura, y en la mar, el oro!
¡Ah soberana luz que envuelve, canta
la inmarcesible edad del mar gozante!
Allá, reverberando
sin tiempo, el mar existe.

Como el amor, 
que acaricia mis entrañas, mi piel, mi alma, 
eterno amor desde tu alma, mi patria
mar bravo, mar suave, la dicha de tu nombre
fuerza irresistible siendo mujer en ella, 
sentido, vida y alegría contigo.

¡Un corazón de dios sin muerte, late!



Basado en el poema de Vicente Aleixandre "El mar" -al que he añadido unos versos propios.




7 comentarios:

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Ese Mar que es como nuestra Alma...Unas veces bravura, otra calma.
Un abrazo.

Esilleviana dijo...

El mar es abundancia, libertad e infinidad.

La luz, tenuemente mordida por mis dientes blanquísimos,
cantó; cantó la sangre de la aurora en mi lengua.
Tiernamente en mi boca, la luz del mundo me iluminaba por dentro.
Toda la asunción de la vida embriagó mis sentidos.
Y los rumorosos bosques me desearon entre sus verdes frondas,
porque la luz rosada era en mi cuerpo dicha.

V. Aleixandre

un saludo :)

elena dijo...

Mi sueño, por el mar condecorado,
Va sobre su bajel, firme, seguro,
De una verde sirena enamorado,

Concha del agua allá en su seno oscuro.
¡Arrójame a las ondas, marinero
Sirenita del mar, yo te conjuro!.

¡Sal de tu gruta, que adorarte quiero,
Sal de tu gruta, virgen sembradora,
A sembrarme en el pecho tu lucero!.

Rafael Alberti.

Enhorabuena por el post, Mari. Belleza en estado puro.

María dijo...

El mar es furia, es calma, es fuerza, es paz... contradicción azulada y húmeda belleza.

Un beso.

Valaf dijo...

...Y tu nombre sabe a mar;
a mar tranquila, aguas dulces y claras que duermen entre mis brazos;
aguas profundas, aguas cálidas;
aguas que se abren entre mis manos
y acunan mi mente;
aguas que encienden mi corazón
y pintan mi alma de azul inmortal.
Aguas que enloquecen mis sentidos.
Y tu nombre, reina de las estrellas,
tu nombre es tempestad,
y ciclón, y furia y vida,
vida sin medida;
agua encendida, mar sin límites.

Océano,
mar que navego entre caricias y susurros, guiños y complicidades;
destellos en tus labios que funden mis armas,
entre espasmos dulces de sabor salado y perfume a diosa, a mujer.
De reina, de esposa mojada por el mar
y coronada por mi amor.


Te has salido, GUAPA!!!!

Framboise dijo...

:) Me ha encantado todo, todito.
El barco gentilmente cedido por Jordi ;)
Vuestros versos. Y la música.

Un conjunto precioso.

Besitos de la sierra :)

Mari dijo...

;))

Me da que algunas de las aportaciones a esta sección de comentarios bien merecen figurar en la entrada misma...¡¡Exquisitos!!...Encantada...;)
B7s

Cielo, te contesto ahora como merece tu poema...;P